Archivo de la etiqueta: subasta

El diamante Beau Sancy

Una de las joyas más deseadas y codiciadas de los últimos tiempos y que ha servido para cerrar alianzas, saldar deudas o dar prestigio a la casa real que la poseyera ha sido el diamante Beau Sancy.

Historia

Tras haber pasado por las manos de varias familiar reales de Europa, el diamante Beau Sancy fue subastado en el año 2012 por la casa Sothesby´s de Ginebra por un valor de 7,6 millones de euros.

Su historia se remonta a la mitad del siglo XIV en la que fue encontrado en las minas del estado indio de Andhra Pradesh. Con 34,98 quilates, forma de pera y corte de doble rosa, encandiló a Carlos el Temerario, duque de Borgoña y después, tras su muerte, perteneció a la Corona de Portugal hasta que el diplomático Nicolas Harlay, lord de Sancy, lo adquirió nada más conocer su existencia en Constantinopla.

Su segundo dueño fue el rey de Francia Enrique IV que lo adquirió por 25.000 escudos ante la insistencia de su esposa María de Médicis que se encaprichó de él nada más verlo. Lo utilizó por primera vez el día de su coronación como reina de Francia, 6 años después, en 1610. Al día siguiente el rey de Francia fue asesinado y María de Médicis tuvo que exiliarse de Francia y para saldar sus deudas marchó a Holanda y vendió el diamante Beau Sancy al príncipe Federico Enrique de Orange-Nassau, quien lo utilizó como regalo de bodas de su hijo con María Estuardo, hija del rey Carlos I de Inglaterra.

A la muerte de la Estuardo volvió de nuevo a manos de la corona de Orange-Nassau aunque tras la boda de Guillermo III con María II Estuardo, el diamante regresó a manos inglesas. Al morir el matrimonio sin descendencia, la joya pasó a la monarquía prusiana acabando por adornar la corona real de Prusia.

Subasta

Durante las dos Guerras Mundiales, el diamante Beau Sancy fue trasladado por su seguridad a una cripta en la que estuvo custodiada hasta que las tropas británicas la restituyeron a Prusia donde su último dueño, príncipe Jorge Federico de Prusia la subastó en el año 2012.