Archivo de la etiqueta: Sothesby’s

El diamante Beau Sancy

Una de las joyas más deseadas y codiciadas de los últimos tiempos y que ha servido para cerrar alianzas, saldar deudas o dar prestigio a la casa real que la poseyera ha sido el diamante Beau Sancy.

Historia

Tras haber pasado por las manos de varias familiar reales de Europa, el diamante Beau Sancy fue subastado en el año 2012 por la casa Sothesby´s de Ginebra por un valor de 7,6 millones de euros.

Su historia se remonta a la mitad del siglo XIV en la que fue encontrado en las minas del estado indio de Andhra Pradesh. Con 34,98 quilates, forma de pera y corte de doble rosa, encandiló a Carlos el Temerario, duque de Borgoña y después, tras su muerte, perteneció a la Corona de Portugal hasta que el diplomático Nicolas Harlay, lord de Sancy, lo adquirió nada más conocer su existencia en Constantinopla.

Su segundo dueño fue el rey de Francia Enrique IV que lo adquirió por 25.000 escudos ante la insistencia de su esposa María de Médicis que se encaprichó de él nada más verlo. Lo utilizó por primera vez el día de su coronación como reina de Francia, 6 años después, en 1610. Al día siguiente el rey de Francia fue asesinado y María de Médicis tuvo que exiliarse de Francia y para saldar sus deudas marchó a Holanda y vendió el diamante Beau Sancy al príncipe Federico Enrique de Orange-Nassau, quien lo utilizó como regalo de bodas de su hijo con María Estuardo, hija del rey Carlos I de Inglaterra.

A la muerte de la Estuardo volvió de nuevo a manos de la corona de Orange-Nassau aunque tras la boda de Guillermo III con María II Estuardo, el diamante regresó a manos inglesas. Al morir el matrimonio sin descendencia, la joya pasó a la monarquía prusiana acabando por adornar la corona real de Prusia.

Subasta

Durante las dos Guerras Mundiales, el diamante Beau Sancy fue trasladado por su seguridad a una cripta en la que estuvo custodiada hasta que las tropas británicas la restituyeron a Prusia donde su último dueño, príncipe Jorge Federico de Prusia la subastó en el año 2012.

Las joyas más caras del mundo

Hoy os vamos a proporcionar una pequeña lista con las joyas que han alcanzado el valor más alto en el mercado. Se trata de las joyas más caras del mundo hasta el momento.

Hasta la fecha, el denominado “Pink Star” ha sido la joya más cara de la historia alcanzando el importe de 62,3 millones de euros.

Pink Star.

Pink Star.

Subastada por la casa Sotheby´s de Ginebra, esta joya es un diamante de 59,6 quilates con un intenso color rosa y una gran pureza hallado en una mina sudafricana.

El segundo que alcanzó el precio más elevado fue el Graff Pink Diamond con un importe de 33 millones de euros. También subastada en la casa Sothesby’s, es un diamante de color rosa de 24 quilates.

Graff Pink Diamond.

Graff Pink Diamond.

25 millones de dólares es el precio que consiguió el reloj más caro del mundo, un reloj Chopard que tiene 431 diamantes y 201 quilates.

Reloj Chopard.

Reloj Chopard.

A continuación tenemos el Diamante Wittelsbach adquirido por 18,7 millones de euros con 35,56 quilates y perteneciente a los denominados “diamantes azules”. Fue hallado en una mina en la India y formó parte de las joyas de la Corona de Baviera y luego de la Corona de Austria.

Diamante Wittelsbach.

Diamante Wittelsbach.

Le sigue en precio el Diamante del Arquiduque José Augusto de Austria subastado en Christie´s por 18 millones de euros. Ha sido considerada una de los más puros del mundo.

Diamante del Arquiduque José Augusto de Austria.

Diamante del Arquiduque José Augusto de Austria.

Por 17 millones de euros se subastó en Christie’s en Perfect Pink, diamante de color rosa de 14,2 quilates.

Pink Star.

Pink Star.

Más de 16 millones de euros pagó un coleccionista privado por el diamante azul de Chopard engarzado en un anillo y que tiene unos 18 quilates.

Diamante azul de Chopard.

Diamante azul de Chopard.

El rubí de Barna en forma de corazón y montado en un collar de diamantes de 155 quilates fue vendido por más de 14 millones de dólares.

Y, por último, aunque la lista es mucho más amplia, tenemos una joya de las más célebres actrices de Hollywood, Liz Taylor: la Perla Peregrina. Se subastó en la casa Christie’s por 14 millones de euros.

La Perla Peregrina.

La Perla Peregrina.

JADE, SÍMBOLO DE VIDA ETERNA

El Jade es un material utilizado desde hace más de 5.000 años para fabricar todo tipo de utensilios, artículos de decoración y joyas.

Por su dureza y resistencia fue también muy utilizado para la elaboración de armas, máscaras y todo tipo de herramientas.  Además se pensaba que atraían la suerte por lo que su fama adquirió una gran repercusión.

Jade4

Como muchas otras piedras preciosas, se la ha considerado como sagrada por varias civilizaciones. Por ejemplo, en China, los altares y las estatuas de Buda se confeccionaron con Jade, se enterraba a los difuntos con trozos de esta piedra, se regalaban joyas de jade con forma de mariposa como símbolo de amor o se fabricaban platos para que la energía de la piedra pasara a los comensales. Lo cierto es que, aún hoy en día, muchas de estas supersticiones están activas y el jade se ha convertido en todo un símbolo.

Jade2

Su parecido con otras piedras de inferior valor ha provocado que muchas piezas, joyas o artículos sean puras imitaciones. De hecho, hay algunas piedras que incluso han empezado a sustituirla en la elaboración de artículos.

Jade1

Un ejemplo de ello es la serpentina o también conocida como jade de china o jade nuevo. Su parecido con el jade es impresionante aunque es un material blando y menos resistente, por lo que hay que tener mucho cuidado con las falsificaciones.

Para terminar y como curiosidad, hace poco, en abril de 2014, se subastó el collar elaborado con Jade más caro del mundo. Lo vendió la casa Sothesby’s por 20 millones de euros. Pertenecía a una rica heredera estadounidense y fue confeccionado para su boda.

Recordar que en Subastas Darley nos gusta que todas las personas tengan acceso a la posibilidad de adquirir una auténtica joya u obra de arte, por ello podrás encontrar en nuestra página las subastas que más te convengan.