Archivo de la etiqueta: Rubíes

LOS RUBÍES

Junto con el diamante, el zafiro y la esmeralda forma las llamadas “cuatro piedras preciosas” y no es para menos ya que Rubí es una de las piedras más caras, más difíciles de conseguir y, por lo tanto, más deseadas.

Su característico color rojo la convirtió en símbolo de la realeza por querer asemejar a la sangre de Cristo. De hecho, los rubíes más apreciados son los de color rojo más intenso que se ha dado en denominar sangre de palomas.

Colgante con rubíes y diamantes.

Colgante con rubíes y diamantes.

Está justo debajo del diamante en la escala de Mohs. Su dureza es de 9 aunque es mucho más resistente a la corrosión y mucho más vistoso, llegando a ser la piedra preferida por muchos ricos y famosos.

Collar de rubíes con perla.

Collar de rubíes con perla.

La extracción de los rubíes se sigue realizando con el mismo método que hace siglos y en los mismos lugares. Madagascar, Birmania, India, China,… tienen varias explotaciones, por ejemplo.

Alguno de los rubíes más famosos de la historia son:

Los Rubíes Edward con 167 quilates, que se encuentra en el Museo Británico de Historia Natural en Londres, los rubíes de Rosser Reever que están expuestos en el Smithsonian de Washington y que tiene 138 quilates o el Estrella-Long de 100 quilates que podemos encontrar en el Museo Americano de Historia Natural de Nueva York.

La más grande del mundo hasta el momento se encuentra en la corona de San Wenceslao y tiene 250 quilates.

Pero no sólo la realeza ha poseído está magnífica piedra, Elisabeth Taylor, Jacqueline Kennedy Onassis o Marlene Dietrich, han sido poseedoras de piedras fastuosas de precios desorbitados que después han alcanzado precios elevadísimos en las subastas.

Así que si lo que deseas es hacerte con una de las gemas más bellas del mundo, sólo tienes que entrar en Subastas Darley y hacerte con una de las piezas que tenemos disponibles en subasta.

Sortija de rubíes, oro blanco y diamantes.

Sortija de rubíes, oro blanco y diamantes.

LAS TURMALINAS

Muchas son las piedras semipreciosas que se utilizan en joyería para alegría de las miles de mujeres que las utilizan. La amplia variedad de formas y de colores que existen, hace que la joyería sea un arte muy versátil. En nuestro blog queremos daros a conocer cuantas más piedras semipreciosas mejor y, por ello, hoy dedicamos este post a las Turmalinas.

No es una piedra semipreciosa muy conocida aunque tienen una amplia variedad de colores que hacen las delicias de cualquiera. De hecho, su nombre significa piedras de colores mezclados. Además pueden ser prácticamente de todos los colores aunque quizás la más valorada es que tiene un color verde parecido a la esmeralda.

Según su color se les confiere un nombre característico. Está la Indicolita, cuyos tonos van del azul brillante al verde; la Rubelita, que varía del rojo medio al rojo profundo del Rubí; la turmalina Cromo, que es verde y la Bi-Color, que tiene bandas de colores.

Cuentan que debido a su gran parecido con los rubíes, muchas de las turmalinas que se trajeron de Sudáfrica en la época de la colonización portuguesa fueron pasadas como rubíes. Y que las joyas de la corona rusa también las tiene.

La característica más curiosa de las turmalinea es que tienen la propiedad de atraer materiales como la ceniza, la madera o la paja, lo que evidencia su cualidad piroeléctrica.

Nosotros, en estos momentos, en Subastas Darley estamos subastando unos pendientes de oro blanco con turmalinas encarnadas y diamantes que representa un motivo floral. Su valor de mercado ronda los 800€ y en Subastas Darley lo puedes conseguir por mucho menos.

9b555241e8d02021c5dd68895edc86b9

 

Las joyas de la Corona Británica II

Siguiendo con el tesoro de la joyas de la Corona Británica, podemos hablar de:

Kokoshnik de Rusia.

Una preciosidad de tiara utilizada por la realeza inglesa en más de una ocasión. De inspiración rusa, está elaborada por 60 barras de platino con 488 diamantes incrustados.

La Corona Pequeña de la Reina Victoria.

Con tan sólo 9 centímetros de ancho y 10 de alto, esta pequeña corona está engarzada con 1.300 diamantes fue un encargo de la Reina Victoria ya que las otras coronas le resultaban muy pesadas.

Corona imperial del Estado.

Es una de las principales de la Corona. Realmente es la que se utiliza en la coronación de los monarcas y la apertura del parlamento desde el siglo XIX ya que la de San Eduarda es mucho más pesada.

Está compuesta por 5 rubíes, 17 zafiros, 2.868 diamantes, 273 perlas y 11 esmeraldas.

Continuará…

Las joyas de la Corona Británica

Es conocido por todos la importancia que tienen las jjoyas de la Corona Británica  que llevan atesorando desde hace siglos.

Su valor económico es incalculable al igual que la belleza de alguna de las exquisitas piezas que forman parte del elenco. Muchas encierran historias de amor, de crueldad, de guerras y todas y cada una de ellas han sido utilizadas por los miembros de la familia real en algún momento u otro de su dilatada historia.

Su patrimonio está compuesto por coronas, cetros, espadas, tiaras o anillos siendo las más conocidas, las coronas reales.

Algunas de ellas son:

La Corona de la reina Isabel

Realizada íntegramente en platino, fue realizada expresamente para la madre de la actual reina. Contiene el diamante antiguo más conocido: el Koh-i-Noor, del que cuenta la leyenda que las mujeres que lo porten adquieren un gran poder.

Corona de San Eduardo

Es la más importante y la que utiliza el arzobispo de Canterbury para coronar a los reyes de Inglaterra desde el siglo XVIII. Realizada con oro y decorada con piedras preciosas, actualmente se utiliza una copia ya que la original fue destruida.

Corona imperial de la India.

Hasta el día de hoy, sólo la ha portado el rey Jorge V para su coronación en la India. Este la mandó hacer porque ninguna joya de la Corona puede salir de suelo británico. Está elaborada con más de 6.000 diamantes, zafiros, rubíes y esmeraldas.

Continuará…