Archivo de la etiqueta: René Lalique

René Lalique

René Jules Lalique fue un famoso artista francés que dedicó su vida al vidrio y la joyería. Nacido en Marne el 06 de abril de 1860, a los dos años de edad su familia su mudó a los suburbios de París donde pudo acudir a la escuela en el Liceo Turgot y, a la muerte de su padre en 1876, se hizo aprendiz del joyero Luis Aucoc, quien le enseñó el arte de la joyería y el diseño.

Siguió con sus estudios en la École des Arts Décoratifs de París y en 1878 se trasladó a Inglaterra para hacerlo en la Universidad de Sydenham. A su vuelta a París estuvo unos años trabajando como freelance para joyerías como Boucheron o Cartier.  En 1886 abre su propio taller joyero y se casa con Marie-Louis Lambert, con quien tuvo una hija que falleció a los dos años. Pocos años después, se divorcian y conoce a su segunda esposa, Alice, hija del escultor Auguste Ledru. Con ella tiene dos hijos. En 1907 tuvo a su último hijo, René Le Mesnil con una mujer que conoció en Londres.

Murió en París el 01 de mayo de 1945 a la edad de 85 años y dejando un emporio detrás de él. Está enterrado en el Cementerio del Père-Lachaise.

Su vida artística estuvo marcada por dos corrientes opuestas pero que supo manejar como nadie: el Nouveau Art y el Art Decó.

Fue el creador de los frascos de vidrio para perfumes, lo que le llevó a arriesgarse también con jarrones, lámparas, cajas, etc. Trabajó para los más grandes perfumistas, y es que su estilo encandilaba a todo el que lo conocía. Por y para ello creó la fábrica de Combs-La-Ville aunque enseguida se le quedó pequeña y tuvo que abrir otra en Wingen-sur-Moder, en Alsacia.

También diseñó las figuras de los radiadores de los coches de lujo de los años 20, decoró el Orient Express, tiendas de lujo, etc. Tuvo un gran reconocimiento por sus creaciones de joyas, de hecho se le consideró el joyero más famoso del mundo por su innovación y su visión de futuro.

Tras su muerte, fue su hijo Marc quien se ocupó de la empresa, la cual modernizó abandonando el trabajo en vidrio por el cristal entrando en los primeros puestos entre las grandes cristalerías francesas.

En 1977, será la hija de Marc, Marie-Claude, quien se hará cargo de la empresa familiar uniendo la tradición familiar con la innovación y el amor a la naturaleza. En el año 2008 la Sociedad Lalique ha sido asimilada al Grupo Pochet por las Sociedades Arte y Fragancia y la financiera Saint-Germain reforzando así la marca.