Archivo de la etiqueta: piedras semipreciosas

Gemas

Las gemas o piedras preciosas pueden ser de origen mineral, de origen vegetal o elaboradas por el hombre. La mayoría de ellas son talladas y pulidas para realizar joyas u otros objetos de valor artístico.

Siempre han sido divididas en dos grupos, las piedras preciosas y las piedras semipreciosas. Las primeras son consideradas las principales y son el Diamante, el Rubí, el Zafiro y la Esmeralda.

Las semipreciosas no es que sean consideradas de segundo nivel pero sí que no tienen la misma calidad. Estas son Amatista, Turquesa, Topacio, Ópalo, Perla, Jade, Circón, Ámbar, Espinela, Lapislázuli, Malaquita, Cuarzo, Ágata, Peridoto, Aguamarina y distintas variedades del Berilo.

Características

Generalmente, se las evalúa por su belleza, perfección y durabilidad. En cuanto a la belleza, esta dependerá del color de la gema, el lustre que tenga, la transparencia o los efectos ópticos. Su durabilidad viene dada por la dureza, la exfoliación, la fractura o la resistencia a agentes químicos y físicos. También se evalúan por su rareza. Cuanta más escasez más valor.

Es cierto que desde los orígenes de los tiempos, el ser humano, siempre ha utilizado este tipo de joyas para adornar, decorar, proteger, como moneda de cambio y más allá de su valor ornamental para uso industrial.

Propiedades

Sus características y propiedades más interesantes son:

La Dureza, es decir, la resistencia que tiene a la gema a ser rayada. Medida por la escala de Mohs mediante la cual un mineral raya al anterior y es rayado por el siguiente en la escala, que va del 1 al 10.

Las gemas que presentan mayor dureza son el diamante, el zafiro, el rubí, todos los tipos de berilo, la espinela, el topacio, las turmalinas o el circón. Y las que menos son el ámbar, la turquesa, el lapislázuli o los granates.

La Exfoliabilidad, que es la propiedad de partirse en planos paralelos determinados que dependen de la densidad atómica. Esto nos lleva a la conclusión de si una piedra tiene más posibilidades de fractura.

La Tenacidad. Es la propiedad mecánica que representa la cohesión interna de las partículas del mineral. Por ejemplo, el diamante es una de las piedras preciosas más duras pero a la vez es elevadamente frágil a los golpes.

El Color que poseen o no poseen. Muchas gemas son incoloras en su estado puro aunque lo normal es que, debido a la radicación, el colorido de las mismas sea muy intenso.

La Transparencia es la mayor o menor facilidad que tiene la luz para atravesar un cuerpo. Dependiendo de ello, se pueden clasificar en transparentes, opacas o traslúcidas.

El Índice de refracción es el número adimensional que expresa la relación existente entre la velocidad de la luz en el aire y la velocidad de la luz en el medio más denso, en esta caso, la gema.

Algunos de los Efectos Ópticos que pueden aparecer en las gemas son:

Ojo de gato. Resplandor que aparece reflejado como una línea de luz que se desplaza al mover la gema.

Asterismo. El resplandor se refleja creando la ilusión de una estrella de seis puntas.

Opalescencia. Es una especie de turbidez.

Aventurescencia. Brillo producido por chispas (inclusiones dispersas de micas).

Otros muchos pueden darse en las diferentes clases de gemas aunque estas, quizás, sean de las más llamativas.

La Malaquita

En el post de la semana pasada hacíamos un listado de las piedras consideradas semipreciosas y una de ellas es la Malaquita.

Mineral

Se trata de un mineral del grupo de los carbonatos con una dureza de 3 – 4 en la escala de Mohs y muy abundante en la tierra. Es de un color verde muy intenso, posee más de un 57% de cobre en su composición y, aunque antiguamente se utilizaba como colorante o piedra mágica, en la actualidad se ha convertido en un imprescindible de la joyería.

Aunque es muy dificultoso el poder grabar sobre ella, en joyería es muy utilizado en anillos, colgantes, pulseras y cualquier otro tipo de pieza. Además, es muy utilizado en el recubrimiento mediante capas para cajas, encimeras, etc.

Dónde

Los mayores yacimientos de malaquita que hay en el mundo están en Colombia, Rusia, Estados Unidos o Sudáfrica, aunque en España también es muy abundante.

Origen de su uso

Desde la Antigüedad se ha considerado que la malaquita atraía la prosperidad y la buena suerte por lo que celtas, romanos o griegos supieron sacarle el máximo partido. Se cuenta en las crónicas antiguas que los asirios, fenicios, árabes, celtas, griegos y romanos consideraban a la malaquita como la fuente primordial de su inteligencia y como tal se encomendaban a ella para la protección de sus ejércitos en las batallas. Los dirigentes utilizaban las malaquitas en sus indumentarias, pectorales de los uniformes, en los cetros, etc. Hasta las mujeres embarazadas daban crédito a su famoso signo de protección y se anudaban una malaquita alrededor de su vientre.

Mucho tiempo después, en el Renacimiento, los artistas de la época rescataron la leyenda de la malaquita y muchos fueron los que la utilizaron para atraer la inspiración artística ya que decían que les hacía sentirse inspirados, fértiles y productivos.

La Sala Malaquita

Si hay un lugar en el mundo donde podemos ser testigos de la belleza de la malaquita es en el Museo Hermitage de San Petesburgo en Rusia. Allí podemos admirar la llamada Sala Malaquita en la que podemos encontrar columnas, chimeneas, mesas, lámparas y todo tipo de enseres realizados con esta intensa piedra semipreciosa que hace que al entrar en ella tengo un impacto de la belleza mágica e irreal de este mineral.

Piedras Preciosas

Llevamos mucho tiempo hablando de distintas piedras preciosas o gemas y nos hemos dado cuenta que nunca os hemos explicado, realmente, qué son.

Con este post lo que queremos es despejar las dudas que tengáis y echar un poco de luz sobre algo que nos rodea día a día.

No hay distinción en cómo se nombran, se puede decir gema o piedra preciosa, de las dos maneras está bien dicho. La mayoría son minerales que se utilizan con distintos fines como la joyería, la tecnología, la curación, el alivio espiritual, para realizar ritos, etc. Otras, sin embargo, están hechas o por la mano del hombre o por la propia naturaleza como, por ejemplo, las perlas.

Cuanta más belleza tenga y menos haya colaborado el hombre para darle forma, mayor será el valor que se le otorgará.

Piedras preciosas y semipreciosas

Se suelen dividir en dos tipos: las piedras preciosas en sí y las piedras semipreciosas.

Las piedras preciosas sólo son cuatro: el Diamante, el Rubí, el Zafiro y la Esmeralda. Tienen mayor dureza, por lo que también tienen mayor durabilidad, son más difíciles de encontrar y son las más bellas de todas.

Piedras Preciosas

El Diamante es la más dura de las 4, teniendo un 10 en la escala de Mohs (que va del 1 al 10) y es una de las piedras más difíciles de conseguir, por lo que su explotación ha traído más de un conflicto.

El Rubí está justo debajo del diamante en la escala de Mohs. Su dureza es de 9 aunque es mucho más resistente a la corrosión y mucho más vistoso, llegando a ser la piedra preferida por muchos ricos y famosos. Su característico color rojo la convirtió en símbolo de la realeza por querer asemejar a la sangre de Cristo.

El Zafiro pertenece a la misma familia que los rubíes aunque tiene una dureza muy similar a la del diamante. Prácticamente, sólo se utilizan para joyería aunque también es usual verlos en aplicaciones láser.

Y la Esmeralda, que es una de las piedras preciosas más valoradas por la rareza de su color y su cristalinidad.

Piedras Semipreciosas

Las piedras semipreciosas son las que pasamos a detallar a continuación:

La Turquesa. Se trata de un mineral formado por fosfato de cobre y aluminio muy valioso y apreciado como piedra ornamental durante miles de años. Tiene una dureza de 6 en la escala de Mohs, es una de las piedras más frágiles que hay y los agentes químicos de los cosméticos y los perfumes o la continua exposición al sol pueden dañar el color original de la turquesa.

El Topacio es una de las piedras preciosas más utilizadas a lo largo de la historia. Tiene una amplia gama de colores como el marrón, amarillo, azul, rosado, rojo…siendo el más popular el topacio azul.

El Ópalo es una variedad muy rara del cuarzo que tiene una dureza en la escala de Mohs de 6 y es considerada una piedra muy singular ya que tiene la propiedad de reflejar varios colores en su interior.

La Perla es de origen orgánico, su proceso de creación puede durar meses e incluso años, siendo estas últimas de las más valoradas. Las perlas naturales se forman cuando un cuerpo extraño se introduce en el interior del cuerpo del molusco, el cual reacciona cubriendo lentamente la partícula con una mezcla conocida como nácar. Este proceso se repite una y otra vez hasta que la perla queda formada.

El Jade es un material utilizado desde hace más de 5.000 años para fabricar todo tipo de utensilios, artículos de decoración y joyas. Por su dureza y resistencia fue también muy utilizado para la elaboración de armas, máscaras y todo tipo de herramientas.

La Circonita, en la escala de Mohs tiene un 8,5, es muy densa, se raya con facilidad aunque sigue siendo una gran desconocida.

El Ámbar es resina vegetal fosilizada proveniente de las coníferas y su color más conocido o común es el amarillo.

El Lapislázuli está compuesto por silicato cálcico, pirita, calcita, lazurita y wollastonita, minerales que le dan el color tan característico y bello de esta piedra. Su precio llegó a superar, en la Antigüedad, incluso al del oro.

La Aguamarina es una gema muy aprecia en joyería por su belleza, su color y su dureza.

El Perídoto, al que se conoce también con el nombre de Crisolita, Su dureza ronda entre los 6,5 y 7 en la escala de Mohs, no es resistente a los ácidos y es muy frágil. Es una de las pocas piedras preciosas que se encuentran en un solo color, el verde.

El Cuarzo tiene una dureza en la escala de Mohs de 7, es muy económica y su increíble transparencia se debe a la lenta cristalización de los magmas que la forman.

El Ágata tiene dureza en la escala de Mohs es de 7, puede tener varios colores y ser transparente.

Conclusión

Para poderlas distinguir entre ellas tenemos que atenernos a la escala de Mohs que mide la dureza del mineral y a una escala que mida la perfección, la belleza, la rareza y la escasez. Como decíamos antes, cuanto menos haya sido manipulada por el hombre, más valiosa para el mismo es.

Cualquiera de ellas las puedes encontrar en nuestra página de subastas, ya sea en su estado natural como gemas o bien engarzadas en magníficas joyas que harán las delicias de cualquier comprador. Invertir en joyas siempre es un negocio seguro, así que si estás interesado, sólo tienes que entrar en www.subastasdarley.com, registrarte y pujar por aquella o aquellas joyas que más te interesen.

LAS TURMALINAS

Muchas son las piedras semipreciosas que se utilizan en joyería para alegría de las miles de mujeres que las utilizan. La amplia variedad de formas y de colores que existen, hace que la joyería sea un arte muy versátil. En nuestro blog queremos daros a conocer cuantas más piedras semipreciosas mejor y, por ello, hoy dedicamos este post a las Turmalinas.

No es una piedra semipreciosa muy conocida aunque tienen una amplia variedad de colores que hacen las delicias de cualquiera. De hecho, su nombre significa piedras de colores mezclados. Además pueden ser prácticamente de todos los colores aunque quizás la más valorada es que tiene un color verde parecido a la esmeralda.

Según su color se les confiere un nombre característico. Está la Indicolita, cuyos tonos van del azul brillante al verde; la Rubelita, que varía del rojo medio al rojo profundo del Rubí; la turmalina Cromo, que es verde y la Bi-Color, que tiene bandas de colores.

Cuentan que debido a su gran parecido con los rubíes, muchas de las turmalinas que se trajeron de Sudáfrica en la época de la colonización portuguesa fueron pasadas como rubíes. Y que las joyas de la corona rusa también las tiene.

La característica más curiosa de las turmalinea es que tienen la propiedad de atraer materiales como la ceniza, la madera o la paja, lo que evidencia su cualidad piroeléctrica.

Nosotros, en estos momentos, en Subastas Darley estamos subastando unos pendientes de oro blanco con turmalinas encarnadas y diamantes que representa un motivo floral. Su valor de mercado ronda los 800€ y en Subastas Darley lo puedes conseguir por mucho menos.

9b555241e8d02021c5dd68895edc86b9