Archivo de la etiqueta: ojos de gato

Gemas

Las gemas o piedras preciosas pueden ser de origen mineral, de origen vegetal o elaboradas por el hombre. La mayoría de ellas son talladas y pulidas para realizar joyas u otros objetos de valor artístico.

Siempre han sido divididas en dos grupos, las piedras preciosas y las piedras semipreciosas. Las primeras son consideradas las principales y son el Diamante, el Rubí, el Zafiro y la Esmeralda.

Las semipreciosas no es que sean consideradas de segundo nivel pero sí que no tienen la misma calidad. Estas son Amatista, Turquesa, Topacio, Ópalo, Perla, Jade, Circón, Ámbar, Espinela, Lapislázuli, Malaquita, Cuarzo, Ágata, Peridoto, Aguamarina y distintas variedades del Berilo.

Características

Generalmente, se las evalúa por su belleza, perfección y durabilidad. En cuanto a la belleza, esta dependerá del color de la gema, el lustre que tenga, la transparencia o los efectos ópticos. Su durabilidad viene dada por la dureza, la exfoliación, la fractura o la resistencia a agentes químicos y físicos. También se evalúan por su rareza. Cuanta más escasez más valor.

Es cierto que desde los orígenes de los tiempos, el ser humano, siempre ha utilizado este tipo de joyas para adornar, decorar, proteger, como moneda de cambio y más allá de su valor ornamental para uso industrial.

Propiedades

Sus características y propiedades más interesantes son:

La Dureza, es decir, la resistencia que tiene a la gema a ser rayada. Medida por la escala de Mohs mediante la cual un mineral raya al anterior y es rayado por el siguiente en la escala, que va del 1 al 10.

Las gemas que presentan mayor dureza son el diamante, el zafiro, el rubí, todos los tipos de berilo, la espinela, el topacio, las turmalinas o el circón. Y las que menos son el ámbar, la turquesa, el lapislázuli o los granates.

La Exfoliabilidad, que es la propiedad de partirse en planos paralelos determinados que dependen de la densidad atómica. Esto nos lleva a la conclusión de si una piedra tiene más posibilidades de fractura.

La Tenacidad. Es la propiedad mecánica que representa la cohesión interna de las partículas del mineral. Por ejemplo, el diamante es una de las piedras preciosas más duras pero a la vez es elevadamente frágil a los golpes.

El Color que poseen o no poseen. Muchas gemas son incoloras en su estado puro aunque lo normal es que, debido a la radicación, el colorido de las mismas sea muy intenso.

La Transparencia es la mayor o menor facilidad que tiene la luz para atravesar un cuerpo. Dependiendo de ello, se pueden clasificar en transparentes, opacas o traslúcidas.

El Índice de refracción es el número adimensional que expresa la relación existente entre la velocidad de la luz en el aire y la velocidad de la luz en el medio más denso, en esta caso, la gema.

Algunos de los Efectos Ópticos que pueden aparecer en las gemas son:

Ojo de gato. Resplandor que aparece reflejado como una línea de luz que se desplaza al mover la gema.

Asterismo. El resplandor se refleja creando la ilusión de una estrella de seis puntas.

Opalescencia. Es una especie de turbidez.

Aventurescencia. Brillo producido por chispas (inclusiones dispersas de micas).

Otros muchos pueden darse en las diferentes clases de gemas aunque estas, quizás, sean de las más llamativas.