Archivo de la etiqueta: Lluís Masriera i Rosés

Lluís Masriera i Rosés

Lluís Masriera i Rosés, joyero, director teatral, pintor y escenógrafo, nació en Barcelona en el año 1872 en una familia de joyeros y artistas.

Sus primeros pinitos en el mundo de la joyería los realizó en la joyería de su padre, Josep Masriera y de su tío, Francesc Masriera, a la edad de 15 años. Después complementó su educación en Londres, París y la Escuela de Bellas Artes de Ginebra donde conoció a Frank Édouard Lossier, quien le introdujo en el mundo de la técnica de Limoges, esmaltado de metales.

A partir de ese momento, su estilo fue influenciado por la obra de René Lalique y el modernismo. Reintrodujo el esmalte en Cataluña y expuso en sus obras en Zaragoza, Madrid, Barcelona, San Francisco, París y Buenos Aires.

Mientras cerró su negocio para trabajar en su propia identidad. Cuando lo volvió a reabrir en 1901, sus obras se vendieron en menos de una semana. Y es que ideó una nueva técnica conocida como Esmalte Barcelona que tuvo un rotundo éxito tanto en Europa como Sudamérica. Éste combinaba los tratamientos tradicionales del metal con el esmalte traslúcido.

Creó sus propios moldes para poder realizar sus obras en serie, lo que ha propiciado que, hoy en día, se sigan reproduciendo. Siendo las más famosas las que representan a ninfas con forma de insecto. Para ello combinaba el esmalte con oro y piedras preciosas.

 

Fue académico de la Real Academia de Ciencias y Artes de Barcelona y presidente de la Real Academia Catalana de Bellas Artes de San Jorge.

En 1915, junto a los hermanos Carreras, constituyeron la sociedad Masriera i Carreras, en la que producen diseños modernistas que conservan el legado original.

Además de  su trabajo como joyero y orfebre, Lluís Masriera i Rosés fue un gran coleccionista que llegó a poseer una gran colección de arte oriental que junto a pinturas, objetos personales y esculturas de la familia forman el museo público que se puede ver en el estudio familiar. También fue escenógrafo, pintor y dramaturgo, artes que controlaba a la perfección y que le valieron más de un reconocimiento.

Murió en Barcelona en 1958 dejándonos un amplio y fantástico legado difícil que desaparezca.