Archivo de la etiqueta: hasta que la muerte os separe

Alianzas de boda

Si hay una joya por excelencia que todo el mundo conoce y la gran mayoría porta consigo esa es la alianza o anillo de boda.

De oro amarillo o blanco, de plata o de platino, las alianzas de boda simbolizan el compromiso de fidelidad y unión entre dos personas. Pero ¿desde cuándo ocurre esto?

Pues parece ser que desde mucho antes de lo que pensamos.

Ya los antiguos egipcios, en la época de los faraones, utilizaban los anillos en sus enlaces para personificar la eternidad y el infinito, una línea que no tiene fin al igual que el amor de las dos personas que los intercambian. En aquella época, las alianzas eran de tela y se cambiaban una vez al año como símbolo de renovación de votos. La alta sociedad los utilizaba de oro.

Los hebreros también hicieron uso de las alianzas en las bodas allá sobre el año 1500 a.C, e incluso los indios. Lo único que cambiaba era el dedo de la mano en la que se portaban. Los hebreos lo hacían en el índice y los indios en el pulgar.

Gracias a la expansión Ptolemaica, este ritual de intercambio se extendió a todo el territorio helenizado y los griegos se encargaron de arraigarlo como una costumbre. Ellos portaban las alianzas en el dedo anular, ya que pensaban que por ese dedo pasaba una vena que iba directamente al corazón, la llamada “vena del amor”. Mientras el corazón latiera el amor también lo hacía. Ahí fue donde se acuño la expresión de “hasta que la muerte os separe”. Los griegos también les ponían inscripciones para saber a quién pertenecían.

Por supuesto, los romanos copiaron la idea y la adoptaron manteniendo el mismo significado que los griegos y portándolo en el mismo dedo. En este caso, el material que se utilizaba era hierro.

Los cristianos adoptaron su práctica, aun siendo un rito pagano, y lo recondujeron hacia lo que se ha denominado el método Trinitario: primero se introduce el anillo en el dedo pulgar simbolizando “en el nombre del Padre”, después en el índice “del Hijo”, en el corazón “y del Espíritu Santo” para terminar en el dedo anular con “Amén”.

Fue entonces cuando se adoptó la costumbre de fabricar las alianzas en oro, ya que, según la Iglesia, eso suponía un esfuerzo económico y, por lo tanto, simbolizaba la importancia que se le da al rito.

También se ha llegado a pensar que las alianzas de boda tienen su origen en las antiguos grilletes que usaban los bárbaros para secuestrar y hacer suyas a las mujeres de los enemigos y que representaba la posesión de esa persona.

También tienen connotaciones sexuales ya que para los paganos también representaba una penetración. El dedo es el símbolo fálico masculino y el anillo representa el símbolo sexual femenino; al introducir el anillo en el dedo, se personifica -en toda regla- una penetración.

De todas las formas, sea cual sea su origen, lo cierto es que es una tradición que sigue activa y que es utilizada por millones de personas en el mundo.

Por ello, si necesitas alguna alianza, lo único que tienes que hacer es entrar en Subastas Darley y hacerte con una de las que tenemos para ti.  Así que no dejes pasar la oportunidad.