Archivo de la etiqueta: clepsidras

Historia del reloj

El concepto de reloj, el instrumento o aparato que mide el tiempo, es conocido desde la antigüedad aunque a lo largo de los siglos ha ido evolucionando más y más hasta los últimos modelos que prácticamente ni relojes parecen.

Casi todos los aparatos tecnológicos llevan un reloj incorporado y todos y cada uno de nosotros posee varios entre relojes de pulsera, de mesilla…Y es que, más que algo práctico, el reloj se ha convertido en un complemento más de moda que da distinción a quien lo utiliza.

Los primeros relojes conocidos, o mejor dicho constatados, fueron creados por los egipcios hace varios siglos, en tiempos de los Ptolomeos. Se trataba de los relojes de agua o clepsidras y los relojes de sol, que al igual que hacían los astrónomos se basaban en las observaciones y eran muy sencillos de fabricar y utilizar.

De ahí, pasamos a los relojes de arena que se inventaron sobre el siglo XIV en la Europa Medieval. Fueron, para los navegantes, la manera más fiable de medir el tiempo en alta mar.

Los relojes conocidos como mecánicos que utilizaban ruedas y pesas y que estaban compuestos por complejos mecanismos, se inventaron bastante pronto, sobre el siglo X, aunque los primeros relojes construidos con los principios de la mecánica se hicieron en el siglo XIV y, mayormente, eran utilizados en las torres de las iglesias.

Aquí en España, los primeros fueron en la Catedral de Barcelona, la iglesia de San Miguel en Cúellar (Segovia) y en la Catedral de Sevilla.

A partir de entonces los relojes se hicieron cada vez más populares ya la gente quería tener uno y, por ello, Pedro Bell pensó en la idea de reducir las dimensiones de los mismos para crear un reloj que cada uno pudiera llevar a todas partes y que le informara de la hora cuando quisiera. De ahí nacieron los preciosos relojes de bolsillo.

Reloj de bolsillo

Reloj de bolsillo

Actualmente son los relojes personales, ya sean analógicos o digitales, los que más utilizan la mayoría de las personas. Y es que es tanto de lo que dependemos de los relojes que, ahora mismo, existen cientos de compañías relojeras encargadas de innovar para convencer a un público cada vez más exigente. Las más famosas están en Suiza, Japón y Alemania.

Reloj de pulsera

Reloj de pulsera

Primera Guerra Mundial

Lo curioso es que los relojes de pulsera eran exclusivos de las mujeres hasta que en la Primera Guerra Mundial (1914-1918) se pusieron de moda en las trincheras.

Hoy en día, los relojes de pulsera incorporan cronómetro, cronógrafo, despertador y con mecánicas cada vez más sencillas, lo que produce relojes más baratos.

Además, la tecnología cada día está más avanzada y ahora podemos encontrar en el mercado relojes que son móviles con lo llevas en tu muñeca todo lo necesario para estar al día.