Los Granates

Granates

Los granates son silicatos minerales que se han utilizado a lo largo de la historia como piedras preciosas. Su gran semejanza con la fruta del mismo nombre, la granada, hizo que su nombre latino fuera “granum”, que significa grano.

Entre los propios granates existen diferencias químicas y por ello se dividen en diferentes especies: el piropo, que es un granate rojo; la rodolita, de color rojo púrpura o rosa: la espesartina, granate naranja a rojo-marrón; el almandino de color rojo con algún apunte violeta; la hessonita, entre marrón y naranja; la tsavorita de un color verde esmeralda; el demantoide, de color negro; la topazolita, de color amarillento o la uravorita, de verde esmeralda.

Joyas con granate

Joyas con granate

Características

Tiene una dureza en la escala de Mohs de entre 6,5 y 7,5 y, por ese motivo, son excelentes ya que son sólidos, resistentes y prácticamente no hay que hacerles nada en su uso en joyería. Además, son minerales clave para entender la creación de muchas otras rocas ya que tienen una zonación composicional que afecta al tiempo a y a la temperatura del lugar en el que se dieron.

Granate

Granate

Granates

Granates

Es un mineral muy económico y además está empezando a ser utilizado de manera ecológica en la creación de materiales aislantes ya que una de sus propiedades es que evita las pérdidas térmicas.

Historia

Para los persas era un amuleto que protegía contra los rayos y algunas enfermedades, de hecho, creían que se había formado con la sangre de algún dios y que cualquiera que la poseyera se volvía invulnerable a cualquier mal.

En oriente se pensaba que la piedra del granate nacía de la cabeza de las serpientes y que servía de guía a la muerte. En la Edad Media, los caballeros utilizaban granate para expulsar a los insectos y ayudada a curar las heridas de los mismos en los combates.

Como veis, una piedra que no debe de pasar desapercibida y que, ahora mismo, podéis conseguir en Subastas Darley.