Las Perlas

Dentro de la amplia gama de joyas que pueblan el mundo, siempre hay alguna que destaca, por uno u otro motivo, de las otras. Este es el caso de las Perlas.

Colgante con perla blanca barroca y diamantes en oro blanco

Colgante con perla blanca barroca y diamantes en oro blanco

Formación

De origen orgánico, su proceso de creación puede durar meses e incluso años, siendo estas últimas de las más valoradas.

Las perlas naturales se forman cuando un cuerpo extraño se introduce en el interior del cuerpo del molusco, el cual reacciona cubriendo lentamente la partícula con una mezcla conocida como nácar. Este proceso se repite una y otra vez hasta que la perla queda formada.

Origen

Su origen como joya se desconoce pero antiguamente era considerada un verdadero lujo sólo reservado a la nobleza y a los acaudalados. Aunque parece que el origen de adornarse con perlas viene de la India y su propagación se debe a los fenicios.

Collar de perlas blancas de 9-10mm con cierre oro amarillo

Collar de perlas blancas de 9-10mm con cierre oro amarillo

Desgraciadamente, hoy en día la mayoría de ellas son cultivadas por lo que su valor ha descendido enormemente.

Pendientes con perlas blancas y diamantes en oro amarillo.

Pendientes con perlas blancas y diamantes en oro amarillo.

Tipos

Existen muchos tipos de perlas pero quizás la más valorada es la perla australiana, conocida mundialmente como la “reina de las perlas”.

Se trata de una perla natural cultivada en agua salada en los mares australianos, cuyo formación tarda de 3 a 9 años y que es una de las más grandes pudiendo llegar a medir 22mm.

Las que os mostramos en la fotografía son perlas australianas de color Golden, con forma esférica de 12 mm de tamaño y escasa porosidad.

En este caso vienen montadas sobre un capuchón gallonado en definición y terminación a modo de pétalos  en oro blanco de 18kilates.

Estos pendientes los podéis adquirir, al igual que otros modelos, en nuestro portal de Subastas Darley donde contamos con todas las garantías necesarias para que os llevéis una joya única.

No dudéis en visitarnos.