Esmeraldas Colombianas

Lágrimas que derramó la indígena colombiana Fura cuando su amado Tena murió, las esmeraldas colombianas son de las más bellas, puras y únicas del mundo.

Su hogar mayoritario se sitúa en el departamento de Bocayá, en la Cordillera Oriental de Colombia con una participación del 55% del mercado mundial en exportación de estas piedras preciosas.

Estas esmeraldas son más resistentes, puras, brillantes y únicas que cualquier otra. Su nombre es del origen latino y se traduce como verde. Fue descubierta por los españoles en el año 1536, volviéndose un bien preciado de muy alto valor para la Corona Española.

Son silicatos minerales de la clase de los berilios de un color verde increíble que ha sido, a lo largo de la historia, deseada y codiciada por todas las realezas, que se han vanagloriado de tener las mejores joyas con esmeraldas del mundo.

Cuidado de las Esmeraldas Colombianas

Las esmeraldas colombianas son mucho más duraderas que cualquier otra piedra preciosa tales como las perlas, las tanzanitas e incluso algunos hierros pero no por ello están exentas de unos cuidados especiales.

Nunca deben usarse en ellas ultrasonidos o limpiadores que utilicen el vapor. Debe evitarse realizar actividades consideradas como fuertes para evitar roturas. Hay que limpiarla con agua y jabón ayudados de algún pequeño cepillo. Secarlo muy bien con un fino paño y entre 2 y 5 años darles aceite para que no pierdan ni su color ni su brillantez.

Curiosidades

Como curiosidades, os podemos decir que las esmeraldas colombianas pueden darse en color azulado, que la esmeralda llamada trapiche, exclusiva de Colombia, es la más rara del mundo; que la esmeralda más grande del mundo con 2,2 kg de peso es la llamada Fura y se encontró en la mina de Muzo; la joya más cara del mundo con un valor de 12,7 millones de dólares es una tiara formada por diamantes y esmeraldas colombianas y perteneció a la princesa Katharina Henckel von Donnersmarck; fue la piedra preciosa más utilizada en el edición de los Oscar de 2010 y Christie’s recibió más de 1 millón de dólares por la colección de esmeraldas colombianas propiedad de Elizabeth Taylor.

Leyenda

Cuenta la leyenda que Are, el dios supremo, recorrió el espacio sobre Colombia creando los bosques, las montañas, los valles y que se detuvo en el río sagrado Minero formando allí al hombre, llamado Tena, y a la mujer, Fura.

Les enseñó a sobrevivir cultivando sus propios alimentos, confeccionando su propia ropa e incluso a defenderse de invasores o animales salvajes. Les dio el don de la eterna juventud a cambio de fidelidad entre ambos so pena de vivir la vejez y acabar muriendo.

Are, para tentarlos, envió en busca de una flor milagrosa, a Zarbi, un extraño muchacho que acudió a Fura para que le brindara su ayuda. Esta marchó con él en búsqueda de la flor deseada y durante el trayecto se enamoró del muchacho siéndole infiel a Tena. El castigo de Fura fue el de ver morir a su esposo y sostener su cadáver durante ocho días en los que fue obligada a ver cómo se descomponía.

A Zarbi lo condenó a convertirse en un peñasco que recibiría el flagelo continuo de los rayos del sol, mientras que Fura fue arrastrada, junto al cuerpo de su marido, por las aguas provocadas por la ira de Zarbi. Ambos reposan frente a frente convertidos en peñascos mientras la sangre de Zarbi, el río Minero, discurre por el lugar.

Conmovido, Are, decidió perdonarlos y apiadarse de ellos, por los que les dio la tarea de vigilar los sagrados peñones permitiendo que el río Minero bañe las lágrimas de Fura convertidas en preciosas esmeraldas.