Los Granates

Granates

Los granates son silicatos minerales que se han utilizado a lo largo de la historia como piedras preciosas. Su gran semejanza con la fruta del mismo nombre, la granada, hizo que su nombre latino fuera “granum”, que significa grano.

Entre los propios granates existen diferencias químicas y por ello se dividen en diferentes especies: el piropo, que es un granate rojo; la rodolita, de color rojo púrpura o rosa: la espesartina, granate naranja a rojo-marrón; el almandino de color rojo con algún apunte violeta; la hessonita, entre marrón y naranja; la tsavorita de un color verde esmeralda; el demantoide, de color negro; la topazolita, de color amarillento o la uravorita, de verde esmeralda.

Joyas con granate

Joyas con granate

Características

Tiene una dureza en la escala de Mohs de entre 6,5 y 7,5 y, por ese motivo, son excelentes ya que son sólidos, resistentes y prácticamente no hay que hacerles nada en su uso en joyería. Además, son minerales clave para entender la creación de muchas otras rocas ya que tienen una zonación composicional que afecta al tiempo a y a la temperatura del lugar en el que se dieron.

Granate

Granate

Granates

Granates

Es un mineral muy económico y además está empezando a ser utilizado de manera ecológica en la creación de materiales aislantes ya que una de sus propiedades es que evita las pérdidas térmicas.

Historia

Para los persas era un amuleto que protegía contra los rayos y algunas enfermedades, de hecho, creían que se había formado con la sangre de algún dios y que cualquiera que la poseyera se volvía invulnerable a cualquier mal.

En oriente se pensaba que la piedra del granate nacía de la cabeza de las serpientes y que servía de guía a la muerte. En la Edad Media, los caballeros utilizaban granate para expulsar a los insectos y ayudada a curar las heridas de los mismos en los combates.

Como veis, una piedra que no debe de pasar desapercibida y que, ahora mismo, podéis conseguir en Subastas Darley.

Joyas para lucir en verano

En Subastas Darley muchas son las joyas que puedes encontrar para lucir en cualquier ocasión pero ¿quieres saber qué tipo de joyas se llevan este verano y cómo cuidarlas para que te duren más?

Pues sigue leyendo este post.

Una de las cosas buenas que tiene el verano es que deja más expuestas algunas partes de nuestro cuerpo que nos permiten lucir las joyas que la ropa de invierno no nos dejó. Pulseras, brazaletes, colgantes, etc. lucen siempre mejor en verano.

La elegancia no está reñida con la comodidad por lo que puedes optar por combinar ropa de sport con collares, pulseras y anillos, esos sí, siempre que sean del mismo estilo.

Lo más elegante y mejor combinable son las joyas sencillas y discretas que, en muchas ocasiones, merecen más atención que las más vistosas. Los pendientes largos y los brazaletes son prácticamente indispensables para las noches veraniegas y algo que no puede faltar en nuestro look diario es un reloj fino, en oro o plata, que nos marque el tiempo que nos queda para disfrutar del verano.

Pendientes

Pendientes

Colgante

Colgante

Anillo

Anillo

Los hombres también tienen su hueco en nuestra sección de joyas, de hecho, en Subastas Darley, podrás encontrar magníficos gemelos y relojes para ellos, al igual que estilográficas de diseño.

Reloj de caballero

Reloj de caballero

Gemelos de hombre

Gemelos de hombre

Pero no todo en verano es bueno para las joyas. Hay que tener en cuenta las inclemencias meteorológicas, el sol, la erosión de la arena, las cremas, etc. Por ello, en Subastas Darley queremos daros unos pequeños consejos para evitar que vuestras joyas se estropeen o pierdan su belleza natural.

Hay que evitar bañarse con ellas por que el cloro y los jabones pueden quitarles el brillo; ten cuidado para que, sobre todo, las cadenas y colgantes no se líen entre sí a la hora de hacer la maleta; no las rocíes con colonias, lacas o cosméticos; no duermas con ellos y no las expongas al sol durante mucho tiempo.

La elegancia y sencillez siempre deben de estar por encima de nuestros gustos y en Subastas Darley conocemos bien esos gustos, por lo que nuestra colección de joyas siempre intenta estar a la altura de las circunstancias y la moda y gustos del momento.

Pásate a visitarnos y descúbrelo.

Moissanita

La Moissanita es un mineral que fue descubierto en los fragmentos de un meteorito por el doctor Ferdinand Henri Moissan, ganador del Premio Nobel, en el Cañón del Diablo en Arizona, EEUU. El descubrimiento se realizó en el año 1893 y desde entonces, por su gran parecido con el diamante, la Moissanita ha sido utilizada como sustituto del Diamante en joyería.

Características

Realmente se trata de un mineral muy extraño que estuvo mucho tiempo cuestionado y que se suele encontrar en meteoritos y en rocas del manto.

Su color va del verde al negro y los cristales van de transparentes a translúcidos con forma hexagonal. Tiene una dureza de 9.25 en la escala de Mohs y es un mineral con gran conducción térmica.

Los yacimientos de Moissanita se encuentran en el Cañón del Diablo y en algunos depósitos de Kimberlita.

Utilización

Su uso más extendido es como simulador del diamante aunque gracias a su dureza y su bajo coste suele utilizarse también en electrónica y en aplicaciones térmicas.

Su gran parecido con el diamante la hace muy atractiva y algunos de los motivos por los que debes comprarla son su belleza, similar a la del diamante, su bajo coste, su excelente calidad, su exclusividad y la ausencia de historias de explotación infantil. Además, es extremadamente resistente, tiene un brillo más intenso que el diamante y su estado natural y escasez a la hora de encontrarla la hacen una piedra muy especial.

Subastas Darley

En Subastas Darley tenemos una sección de gemas en la que podrás encontrar estas preciosas piedras mediante el método de la subasta pudiendo conseguirlas a precios increíbles.

Moissanita

Moissanita

Historia del reloj

El concepto de reloj, el instrumento o aparato que mide el tiempo, es conocido desde la antigüedad aunque a lo largo de los siglos ha ido evolucionando más y más hasta los últimos modelos que prácticamente ni relojes parecen.

Casi todos los aparatos tecnológicos llevan un reloj incorporado y todos y cada uno de nosotros posee varios entre relojes de pulsera, de mesilla…Y es que, más que algo práctico, el reloj se ha convertido en un complemento más de moda que da distinción a quien lo utiliza.

Los primeros relojes conocidos, o mejor dicho constatados, fueron creados por los egipcios hace varios siglos, en tiempos de los Ptolomeos. Se trataba de los relojes de agua o clepsidras y los relojes de sol, que al igual que hacían los astrónomos se basaban en las observaciones y eran muy sencillos de fabricar y utilizar.

De ahí, pasamos a los relojes de arena que se inventaron sobre el siglo XIV en la Europa Medieval. Fueron, para los navegantes, la manera más fiable de medir el tiempo en alta mar.

Los relojes conocidos como mecánicos que utilizaban ruedas y pesas y que estaban compuestos por complejos mecanismos, se inventaron bastante pronto, sobre el siglo X, aunque los primeros relojes construidos con los principios de la mecánica se hicieron en el siglo XIV y, mayormente, eran utilizados en las torres de las iglesias.

Aquí en España, los primeros fueron en la Catedral de Barcelona, la iglesia de San Miguel en Cúellar (Segovia) y en la Catedral de Sevilla.

A partir de entonces los relojes se hicieron cada vez más populares ya la gente quería tener uno y, por ello, Pedro Bell pensó en la idea de reducir las dimensiones de los mismos para crear un reloj que cada uno pudiera llevar a todas partes y que le informara de la hora cuando quisiera. De ahí nacieron los preciosos relojes de bolsillo.

Reloj de bolsillo

Reloj de bolsillo

Actualmente son los relojes personales, ya sean analógicos o digitales, los que más utilizan la mayoría de las personas. Y es que es tanto de lo que dependemos de los relojes que, ahora mismo, existen cientos de compañías relojeras encargadas de innovar para convencer a un público cada vez más exigente. Las más famosas están en Suiza, Japón y Alemania.

Reloj de pulsera

Reloj de pulsera

Primera Guerra Mundial

Lo curioso es que los relojes de pulsera eran exclusivos de las mujeres hasta que en la Primera Guerra Mundial (1914-1918) se pusieron de moda en las trincheras.

Hoy en día, los relojes de pulsera incorporan cronómetro, cronógrafo, despertador y con mecánicas cada vez más sencillas, lo que produce relojes más baratos.

Además, la tecnología cada día está más avanzada y ahora podemos encontrar en el mercado relojes que son móviles con lo llevas en tu muñeca todo lo necesario para estar al día.

Jaspe

Esta semana el blog de joyas de Subastas Darley se lo dedicamos al Jaspe, una roca sedimentaria que ha servido de ornamentación durante siglos y cuyos colores le han conferido un simbolismo y una tradición que ha hecho mella a lo largo de su historia.

Origen

Su nombre deriva del griego “iaspis” y significa “piedra manchada” por los colores tan llamativos que suele tener. Es una piedra más bien granulada que permite un fácil pulido, que puede presentar multicolores y que suele tener manchas o vetas.

El Jaspe está hecho de dos partes de oxígeno y una de silicio y normalmente se suele encontrar en rocas volcánicas y sedimentarias. En la escala de Mohs tiene una dureza de entre 6,5 y 7 lo que le confiere la capacidad para ser utilizado en joyería como una gema más o en ornamentación de todo tipo.

No está muy extendido en el planeta pero se puede encontrar, sobre todo, en el continente australiano, Canadá, Estados Unidos, la India o Rusia.

Tipos de Jaspe

A día de hoy existen catalogadas las siguientes clases de Jaspe:

  • El más famoso, el Jaspe de color rojo o sanguíneo, del color de la sangre que se utiliza desde los tiempos más antiguos como afrodisíaco es una piedra que, sobre    todo, se empleaba como amuleto y que le confiere a la persona que lo posee,    valentía y fortaleza de ánimo.
  • El llamado Jaspe leopardino por su característico aspecto dicen que ayuda a las parturientas y es buena para aquellas personas que padecen pérdida de memoria.
  • El Jaspe egipcio de color amarillo y rojo, el Jaspe ágata de colores amarillo, verde y marrón, el Moukaite de color rosa o el Jaspe amarillo, que da buena suerte en los viajes, son algunas de ellas.

Jaspe Rojo

Pero, como hemos dicho, el que más historia tiene, probablemente por su característico color rojo, es el denominado Jaspe rojo, de sangre o sanguíneo. Es una piedra conocida desde los tiempos de Alejandro Magno y que adquirió más conocimiento en la época del primigenio cristianismo cuando se aseguró que su origen era la sangre de Cristo que goteaba sobre ella.

Se dice que tiene el poder de curar ciertas enfermedades y como tal se utilizó por médicos y curanderos durante siglos. Estaba muy relacionado con las hemorragias y los partos, de hecho, en la Edad Media, se aconsejaba a las mujeres que pusieran una piedra de jaspe sobre sus vientres en el momento del parto para aliviar los dolores y que todo fuera bien.

Las distintas civilizaciones que han existido hasta el momento le han conferido una relevancia esotérica, como por ejemplo en Islandia que creían que quien llevara un jaspe estaba libre de los hechizos de las brujas; en Grecia se decía que atraía la lluvia y que quien la poseyera se convertiría en invencible; con jaspe se construyó la Nueva Jerusalén y se considera el pilar de la Iglesia; en Egipto el jaspe se asoció con Isis, la diosa protectora de las mujeres y como tal ejercía su función y los nativos americanos la utilizaban en sus rituales sagrados para atraer la lluvia, encontrar agua o facilitar los recuerdos.

Fuera esoterismos, el Jaspe es una piedra que cada día más se está utilizando en joyería y que permite realizar piezas muy bellas y con gran personalidad.