Las Perlas

Dentro de la amplia gama de joyas que pueblan el mundo, siempre hay alguna que destaca, por uno u otro motivo, de las otras. Este es el caso de las Perlas.

Colgante con perla blanca barroca y diamantes en oro blanco

Colgante con perla blanca barroca y diamantes en oro blanco

Formación

De origen orgánico, su proceso de creación puede durar meses e incluso años, siendo estas últimas de las más valoradas.

Las perlas naturales se forman cuando un cuerpo extraño se introduce en el interior del cuerpo del molusco, el cual reacciona cubriendo lentamente la partícula con una mezcla conocida como nácar. Este proceso se repite una y otra vez hasta que la perla queda formada.

Origen

Su origen como joya se desconoce pero antiguamente era considerada un verdadero lujo sólo reservado a la nobleza y a los acaudalados. Aunque parece que el origen de adornarse con perlas viene de la India y su propagación se debe a los fenicios.

Collar de perlas blancas de 9-10mm con cierre oro amarillo

Collar de perlas blancas de 9-10mm con cierre oro amarillo

Desgraciadamente, hoy en día la mayoría de ellas son cultivadas por lo que su valor ha descendido enormemente.

Pendientes con perlas blancas y diamantes en oro amarillo.

Pendientes con perlas blancas y diamantes en oro amarillo.

Tipos

Existen muchos tipos de perlas pero quizás la más valorada es la perla australiana, conocida mundialmente como la “reina de las perlas”.

Se trata de una perla natural cultivada en agua salada en los mares australianos, cuyo formación tarda de 3 a 9 años y que es una de las más grandes pudiendo llegar a medir 22mm.

Las que os mostramos en la fotografía son perlas australianas de color Golden, con forma esférica de 12 mm de tamaño y escasa porosidad.

En este caso vienen montadas sobre un capuchón gallonado en definición y terminación a modo de pétalos  en oro blanco de 18kilates.

Estos pendientes los podéis adquirir, al igual que otros modelos, en nuestro portal de Subastas Darley donde contamos con todas las garantías necesarias para que os llevéis una joya única.

No dudéis en visitarnos.

Las Ágatas

Las Ágatas están formadas por partes microcristalinas del cuarzo, variedad de las calcedonias de diferentes colores que se encuentran, normalmente, en las rocas volcánicas y cuyo tamaño puede ser de minúsculo a pasar a tener varios metros.

Yacimientos

Los lugares donde se encuentran más fácilmente son los EE.UU, Argentina, India o Brasil.

Origen

Su nombre, ágata, proviene de Italia y más concretamente al sur de Sicilia, que es donde se encontraron las primeras ágatas.

En cada una de las civilizaciones antiguas las ágatas jugaron un papel diferente para sus gentes. Por ejemplo, en la India se creía que tenía propiedades curativas de las enfermedades oculares; en Egipto eran utilizadas contra las mordeduras de las arañas y los escorpiones y en Arabia se llamaban “ágatas de ojo” y se utilizaban para adornar los ojos de los dioses en sus templos.

Usos

Normalmente se tiñen para su comercialización y para resaltar lo dibujos de sus bandas. Y han sido muy utilizados para realizar increíbles figuras como la de Alejandro Magno o la de un toro dionisíaco. Miguel Ángel tenía un sello con este material que consistía en una bacanal. Aunque normalmente se utiliza para hacer diferentes tipos de ornamentos como broches o pisapapeles, también se ha utilizado para crear morteros y en la joyería barata para adornar collares, pendientes…

Tiene una dureza de 6,5 – en la escala de Mohs y desde la antigüedad se ha apreciado tanto su dureza como su belleza. Se utilizaba para hacer vasos o como elemento decorativo y más comúnmente para hacer sellos.

Mantenimiento

El mantenimiento de las ágatas es muy sencillo y prácticamente nulo ya que debido a su dureza aguanta golpes, calor y agentes químicos. Lo mejor, no obstante, es limpiarlas con detergente del que todos tenemos para lavar los platos, enjuagarlas con agua y secarlas con un paño.

En Subastas Darley tenemos alguna ágata engarxada en las joyas que subastamos. Si quieres adquirir una de ellas, visítanos.

Cuenco de Ágata natural

Cuenco de Ágata natural

El Ópalo

Hoy hablamos del ópalo, un mineral de la familia de los cuarzos considerada piedra preciosa dentro del mundo de la joyería.

Variedades

Existe una gran variedad de ópalos en la naturaleza dependiendo de muchos factores. Por ejemplo, tenemos el ópalo común, que no presenta ninguna variedad de color; el ópalo de fuego, con tonos anaranjados, el ópalo leñoso, tiene vetas oscuras y es de color marrón; la hidrófana, es una variedad porosa que se vuelve transparente al sumergirla en agua; la hialita, que es totalmente transparente; el ópalo negro, de color oscuro es uno de los más raros y bellos; el ópalo matrix, que aún tiene parte de la roca madre y que es de color marrón rojizo o el ópalo Boulder, el cual, por la finura que tiene, no se puede separar de la roca madre.

Historia

Desde la Antigüedad, el ópalo ha sido utilizado como talismán por muchas civilizaciones. Para los griegos tenía la capacidad para ver el futuro, los romanos creían que era un símbolo de esperanza, y los árabes creían que los ópalos cayeron del cielo para protegerlos y hacer invisibles a las personas.

Del ópalo viene la palabra opalescencia en la que la luz se difunde entre las capas del ópalo adquiriendo un aspecto lechoso, con irisaciones.

Características

Tiene una dureza de entre 5 y 6,5 en la escala de Mohs siendo una piedra muy frágil a la que el más mínimo golpe pude agrietar. Suele ser brillante y transparente.

Las piedras de ópalo más famosas hasta el momento han sido la conocida como “Llama del Desierto Andamooka”, que es el más grande encontrado hasta el momento con un peso de más de 6 kilos y medio; el “Big Ben” de casi 1 kilogramo de peso y más de 4.000 quilates y “La luz del mundo”, el más hermoso encontrado de tan sólo 40 gramos de peso y 2.250 quilates.

Dónde

Antiguamente, procedían normalmente de Eslovaquia aunque las primeras que se encontraron lo hicieron en Australia. México y el parque de Yellowstone entre Wyoming, Montana e Idaho, en EE.UU también son fuentes de diferentes tipos de ópalos.

El Ámbar

Hoy le queremos dedicar nuestro post a una de las piedras preciosas más bellas que nos encontramos en la naturaleza: El Ámbar, la piedra preciosa más antigua conocida por el hombre.

Ámbar

Ámbar

Origen

Se ha formado a partir de resina vegetal fosilizada de hace millones de años aunque su composición variará dependiendo del árbol del que haya salido. Su nombre proviene del árabe y significa algo así como lo que flota en el mar.

Su belleza y origen misterioso ha hecho del ámbar una piedra de gran importancia para las civilizaciones de la Antigüedad. De hecho, cada una de ellas la denominaban de diferente manera. Los griegos, por ejemplo, la denominaron élektron por su capacidad de generar electricidad estática.

En la Antigüedad, el ámbar se consideró un talismán que da suerte y cura de los males a quien la lleva, se llegó a utilizar en la cocina, como moneda de cambio en la Europa meridional y en la fabricación de rosarios para los cristianos.

Ámbar

Ámbar

Sus colores, lejos de lo que se piensa, son muy variados. Desde el amarillo más común hasta el azul o el negro.

¿Dónde se encuentra?

Aunque, normalmente, el ámbar se puede encontrar en cualquier punto del planeta, lo cierto es que hay un par de lugares en los que tanto la calidad como la cantidad son superiores. Nos estamos refiriendo a la región báltica de la Europa oriental y a la República Dominicana, tan distintas entre sí pero con el ámbar como cosa en común.

Extracción y manipulación

Su extracción es muy complicada, lenta y ardua ya que no se puede utilizar maquinaria sino la mano de obra del hombre que debe cincelar con picos y palas y extraerlo de la manera más cuidadosa posible.

Ámbar

Ámbar

No menos complicado es su trabajo artesanal para darle la forma deseada y que la podamos lucir de la manera más hermosa. Los pasos que el artesano utiliza son los siguientes:

Lo primero de todo es seleccionar las piedras más puras para realizar un estudio previo y concretar para qué se va a utilizar. A continuación se procede al tallaje y al corte para empezar a esbozar los diferentes modelos. Se pulen con papel de lija y se le pasa una pasta especial para sacarles todo el brillo posible. Y, por último, se limpie cuidadosamente para proceder al engarzado.

Cuidados

Al ser de origen vegetal, quebradizo y débil, su manipulación y limpieza deben ser realizados con todo el cuidado posible. Se debe evitar por todos los medios cualquier tipo de golpe que le lastime, así como exponerlo a la humedad, los cosméticos o las superficies duras. Su limpieza debe de realizarse con un paño húmedo con agua caliente y un poco de aceite de oliva.

¿Falsa o auténtica?

Por último, como con todas las piedras preciosas, las imitaciones están a la orden del día y no iba a ser menos con el ámbar. Para saber si el ámbar que tenemos es una falsificación o es real, una de las pruebas que se utiliza en es ponerla en agua salada; si flota es auténtica y sino, una burda imitación.