El Ónix, la piedra negra

El Ónix, la piedra negra, o como también es denominado, el Ónice, es un mineral considerado como una piedra semipreciosa que es utilizado mayoritariamente en joyería por la calidad de su pulido y por su profundo color negro.

La palabra ónix viene del griego y significa “uña” y según la mitología, los ónix se crearon cuando Cupido le corto las uñas a Venus y éstas, al caer sobre la arena, se convirtieron en piedra.

Anillo con Onix en plata de ley. Lote 28302204.

Anillo con Onix en plata de ley. Lote 28302204.

Su origen es volcánico y, mayoritariamente, se encuentra en México, Argentina, China, Irán o Brasil.

Antiguamente, los romanos hicieron gran uso de esta piedra para fabricar broches, pendientes o sellos en los que se grababan imágenes de divinidades o de los signos del zodiaco para utilizarlos como talismanes. Esta creencia perduró a lo largo de los siglos y en la Inglaterra del siglo XV todavía era común encontrar ónix utilizados como amuletos para espantar a los malos espíritus.

Colgante con ónix natural en oro. Lote 28301642.

Colgante con ónix natural en oro. Lote 28301642.

Aunque, normalmente, el ónix se presenta en su característico color negro, se han dado piedras en otros colores, como el blanco, el verde o el gris.

Subastas Darley tiene varias piezas de joyería con ónix preparadas para su subasta en nuestra web. Entre ellas hay pendientes, colgantes o anillos engarzados en distintos materiales para cubrir todos los gustos. Sólo tienes que entrar en www.subastasdarley.com y entrar en alguna de las subastas para conseguirla.

Pendientes ónix natural en oro amarillo. Lote 28301676.

Pendientes ónix natural en oro amarillo. Lote 28301676.

No dejes pasar la oportunidad de hacerte con una auténtica joya.

Las joyas más caras del mundo

Hoy os vamos a proporcionar una pequeña lista con las joyas que han alcanzado el valor más alto en el mercado. Se trata de las joyas más caras del mundo hasta el momento.

Hasta la fecha, el denominado “Pink Star” ha sido la joya más cara de la historia alcanzando el importe de 62,3 millones de euros.

Pink Star.

Pink Star.

Subastada por la casa Sotheby´s de Ginebra, esta joya es un diamante de 59,6 quilates con un intenso color rosa y una gran pureza hallado en una mina sudafricana.

El segundo que alcanzó el precio más elevado fue el Graff Pink Diamond con un importe de 33 millones de euros. También subastada en la casa Sothesby’s, es un diamante de color rosa de 24 quilates.

Graff Pink Diamond.

Graff Pink Diamond.

25 millones de dólares es el precio que consiguió el reloj más caro del mundo, un reloj Chopard que tiene 431 diamantes y 201 quilates.

Reloj Chopard.

Reloj Chopard.

A continuación tenemos el Diamante Wittelsbach adquirido por 18,7 millones de euros con 35,56 quilates y perteneciente a los denominados “diamantes azules”. Fue hallado en una mina en la India y formó parte de las joyas de la Corona de Baviera y luego de la Corona de Austria.

Diamante Wittelsbach.

Diamante Wittelsbach.

Le sigue en precio el Diamante del Arquiduque José Augusto de Austria subastado en Christie´s por 18 millones de euros. Ha sido considerada una de los más puros del mundo.

Diamante del Arquiduque José Augusto de Austria.

Diamante del Arquiduque José Augusto de Austria.

Por 17 millones de euros se subastó en Christie’s en Perfect Pink, diamante de color rosa de 14,2 quilates.

Pink Star.

Pink Star.

Más de 16 millones de euros pagó un coleccionista privado por el diamante azul de Chopard engarzado en un anillo y que tiene unos 18 quilates.

Diamante azul de Chopard.

Diamante azul de Chopard.

El rubí de Barna en forma de corazón y montado en un collar de diamantes de 155 quilates fue vendido por más de 14 millones de dólares.

Y, por último, aunque la lista es mucho más amplia, tenemos una joya de las más célebres actrices de Hollywood, Liz Taylor: la Perla Peregrina. Se subastó en la casa Christie’s por 14 millones de euros.

La Perla Peregrina.

La Perla Peregrina.

LOS RUBÍES

Junto con el diamante, el zafiro y la esmeralda forma las llamadas “cuatro piedras preciosas” y no es para menos ya que Rubí es una de las piedras más caras, más difíciles de conseguir y, por lo tanto, más deseadas.

Su característico color rojo la convirtió en símbolo de la realeza por querer asemejar a la sangre de Cristo. De hecho, los rubíes más apreciados son los de color rojo más intenso que se ha dado en denominar sangre de palomas.

Colgante con rubíes y diamantes.

Colgante con rubíes y diamantes.

Está justo debajo del diamante en la escala de Mohs. Su dureza es de 9 aunque es mucho más resistente a la corrosión y mucho más vistoso, llegando a ser la piedra preferida por muchos ricos y famosos.

Collar de rubíes con perla.

Collar de rubíes con perla.

La extracción de los rubíes se sigue realizando con el mismo método que hace siglos y en los mismos lugares. Madagascar, Birmania, India, China,… tienen varias explotaciones, por ejemplo.

Alguno de los rubíes más famosos de la historia son:

Los Rubíes Edward con 167 quilates, que se encuentra en el Museo Británico de Historia Natural en Londres, los rubíes de Rosser Reever que están expuestos en el Smithsonian de Washington y que tiene 138 quilates o el Estrella-Long de 100 quilates que podemos encontrar en el Museo Americano de Historia Natural de Nueva York.

La más grande del mundo hasta el momento se encuentra en la corona de San Wenceslao y tiene 250 quilates.

Pero no sólo la realeza ha poseído está magnífica piedra, Elisabeth Taylor, Jacqueline Kennedy Onassis o Marlene Dietrich, han sido poseedoras de piedras fastuosas de precios desorbitados que después han alcanzado precios elevadísimos en las subastas.

Así que si lo que deseas es hacerte con una de las gemas más bellas del mundo, sólo tienes que entrar en Subastas Darley y hacerte con una de las piezas que tenemos disponibles en subasta.

Sortija de rubíes, oro blanco y diamantes.

Sortija de rubíes, oro blanco y diamantes.