JOYAS MALDITAS II

Continuemos con nuestro especial sobre las joyas malditas de la historia.

En el post anterior os hablábamos del diamante Hope y el Dethi Purple Sapphire, tan letales como bellos. En este, lo vamos a hacer no de una joya en concreto sino en tesoros.

El primero y más conocido es el Tesoro de Tutankhamon.

Mundialmente conocido por las maravillas que encerraba dentro, su historia siempre ha estado plagada de leyendas y maldiciones.

16 fueron las personas que fallecieron a consecuencia de que Howard Carter y el conde de Carnravon profanaran la tumba del faraón. Según la leyenda, en una de las paredes que tiraron para acceder a la tumba había una inscripción: “La muerte vendrá con alas ligeras sobre todo aquel que se atreva a violar esta tumba”. Y así murió Lord Carnravon, por la infección de la picadura de un mosquito. Su medio hermano, Audrey Herbert, cayó muerto en su dormitorio al igual que el ayudante de Carter, Arthur Mace.

La secretaria de Carter y el padre de la misma, el radiólogo que le hizo las radiografías a la momia, amigos de Carter que habían estado con él en la tumba, médicos que participaron en la autopsia del faraón, etc. fueron víctimas de la maldición.

El que la evitó y murió por causas naturales evitando la funesta maldición fue el mismo Howard Carter. Aunque ello no le restó gravedad a la leyenda que, aún a día de hoy, se sigue manteniendo muy viva.

Otra de las leyendas que envuelven otro tesoro es de las joyas de la Corona Checa.

Dice de ellas la leyenda, que cualquiera que se ciña la corona sin ser rey, al cabo de un año morirá. Y un ejemplo bastante conocido de ello, es el del Reinhard Heydrich, máximo representante del Tercer Reich en Bohemia y Moravia. En una visita que realizó a las instalaciones donde se guardaban los tesoros de la Corona Checa, sintió la soberbia de ponerse la corona real. Un año más tarde fue asesinado por antifascistas checos.

No sabemos si por la leyenda o por el incalculable valor que tienen, pero nunca se exponen y nadie se puede acercar a ellas a no ser que sea por motivo de la coronación real.

Están custodiadas en una austera cámara gótica de la catedral de San Vito en Praga.

JOYAS MALDITAS

A lo largo de la historia de la Humanidad siempre han existido leyendas sobre maldiciones que están arraigadas en ciertos objetos y que han sido motivo de auténticas desgracias.

Una de las formas más extendidas en que se han presentado es en forma de preciosas joyas que han ido pasando de unos a otros sembrando incertidumbre, maldad, muerte y desgracias varias.

En estos post vamos a unificar las joyas malditas más conocidas, las que han dado más que hablar a lo largo de la historia.

Empecemos por el Delhi Purple Sapphire.

Esta preciosa joya esconde detrás una gran historia.

Realmente se trata de una amatista y no un zafiro como su nombre indica. Pertenecía al templo de Indra en Cawnpore (India) del que fue robada en 1857. Encontrada en 1970 por Peter Tandy mientras hacía inventario en el Museo de Historia Natural de Londres, sembró de desgracias a todo aquél que osó tocarlo.

Los primeros propietarios fueron el coronel de caballería W. Ferris y su hija a los que, según, él, desde el mismo momento que entró en sus vidas se convirtieron en desgraciados y perdieron salud y dinero.

Después la adquirió Edward Heron-Allen en 1890 quién intentó deshacerse de ella regalándosela a un amigo que no creía en esas cosas pero quien se la devolvió tras sufrir innumerables desdichas. Edward la tiró al río y al poco tiempo volvió a llegar a él tras entregársela un tasador que la había encontrado.

Para deshacerse definitivamente de ella, le hizo un conjuro y la encerró dentro de siete cajas con una nota que ponía: “Cualquiera que abra las cajas leerá esta advertencia, y después hará con la gema lo que considere oportuno. Mi consejo es que la arroje al mar”.

A la muerte de este, su hija la donó al Museo.

El Diamante Hope es el siguiente de nuestra lista.

Una de las joyas más hermosas y más letales ya que, según las leyendas, 23 de sus dueños fallecieron en extrañas circunstancias.

Robada por un sacerdote a un ídolo hindú, perteneció al contrabandista francés Jean Baptiste Tefernier, fallecido por el ataque de unos perros salvajes, al rey francés Luis XIV, que murió arruinado y despreciado, a la princesa Lambrelle, apaleada por el pueblo, el magnate americano Ned McLean, cuyos hijos murieron en un accidente de coche y por sobredosis, él mismo acabó sus días en un manicomio.

Su último comprador tuvo la inteligente idea de donarlo a una institución para evitarse problemas mayores.

EL ZAFIRO, LA HERMANA DEL RUBÍ.

Cuatro son las gemas a las que más importancia se les da en el mundo: los diamantes, las esmeraldas, los rubíes y los zafiros. Y de entre ellas, los zafiros están a la cabeza en cuanto a belleza.

Pertenecen a la misma familia que los rubíes aunque tienen una dureza muy similar a la del diamante y se encuentran, mayoritariamente, en el mismo lugar, África.

Su color azul es lo que más nos llama la atención cuando los vemos pero no es el único color en el que se presentan y hay varias clases de zafiro: el zafiro blanco, el oriental, el de agua y el falso (variedad del cuarzo). Los colores pueden ser rojos, azules, amarillos e incluso las combinaciones de ellos.

Prácticamente, sólo se utilizan para joyería aunque también es usual verlos en aplicaciones láser.

zafiro03

Muy extendidos están los zafiros sintéticos que se fabrican desde principios del siglo XX mediante un proceso conocido como Verneuil, realizándose, sobre todo, en Estados Unidos.

Entre los zafiros más famosos de la historia, se encuentra el Zafiro Logan, custodiado en el Museo Smithsonian y que cuenta con 423 quilates. El Zafiro Estrella de Asia que está en el Museo Americano de Historia Natural o muchas de las Joyas de la Corona Británica.

LAS AGUAMARINAS

Seguimos hablando de gemas y piedras preciosas y en este caso lo hacemos de las Aguamarinas, unas gemas muy apreciadas en joyería por su belleza, su color y su dureza.

Del color del mar, la aguamarina es una variedad del berilio que obtiene su característico color gracias al hierro. Fácil de distinguir por su dureza a prueba de rayones, su precio puede oscilar entre los 80€ y los 13.000€, dependiendo de la calidad y el tamaño.

Muchas son las zonas del planeta donde podemos encontrarla (Italia, EE.UU, África…) pero los yacimientos más importantes se encuentran en Brasil y los más cotizados en Rusia.

Desde la antigüedad se le han atribuido poderes alquímicos como la prevención de la retención de líquidos, la mejora de la digestión o incluso la capacidad de funcionar como antídoto para ciertos venenos.

faca5639fb44cac563109830db65856f

Es el amuleto de los marineros contra los mareos y las tempestades, el reflejo del amor de una madre, la protección contra el miedo y protegía a los egipcios cuando pasaban al más allá introduciendo aguamarinas entre los vendajes de la momia.

4c8ec299b40582fa1dba13b3d107a9a7

Muchos más poderes se le atribuyen pero ninguno tan poderoso como la belleza de llevarlo engarzado en una preciosa joya.

a189d2c30fa7fd322a7b586e83817bf9

Lo cierto es que, hoy en día, cualquiera podemos tener una joya de estas características y, si no se lo creen, entren en nuestro portal Subastas Darley y comprueben lo sencillo que puede ser.

EL NÁCAR

Una de las gemas más utilizadas desde la antigüedad hasta nuestros días es el nácar.

Una de las pocas que proviene de un ser vivo, ya que se produce como consecuencia de la segregación de los moluscos en sus caparazones. Lo que les protege del exterior y repara sus conchas en caso de incidente.

Mayormente utilizado en joyería, el nácar también sirve para la elaboración de adornos, obras de marquetería, instrumentos musicales, etc. Además, las diseñadores actuales lo han vuelto a rescatar del olvido y, hoy día, podemos encontrarnos muchas joyas elaboradas con él.

80c8dab89534e6943d9b89161ac7a6db

Conocida también como madreperla, el nácar es una gema dura, blanca, brillante y con reflejos iridiscentes lo que les confiere una hermosa apariencia. Su única pega es que aunque sea un material duro también es muy suave y hay que tener mucho cuidado de que no se raye. Su limpieza debe ser muy suave, sólo con agua y jabón, y debe tenerse cuidado a la hora de manipularlo y guardarlo.

c4cc709aa6838a5370f55c50b6fd289c

Asimismo, su abundancia en la naturaleza hace que, por sí mismas, no tengan un elevado precio, lo que les da valor es la forma que se les haya dado, ya que el trabajo es muy delicado y concienzudo, y la joya en la que esté engarzada.

1507878262159666d5ceb66cfc7f3ffb

El hecho de que cada una de las piezas sea única ya sea por sus raíces primigenias o por la manipulación a la que haya sido sometida, les confiere un atractivo y una exclusividad únicas.

En Subastas Darley encontrarás estas y más joyas elaboradas con nácar. ¡No lo dudes y entra ya!